Emprendimiento femenino en tiempos de pandemia

Por Susana Gómez

Los trabajos se ven afectados en todos los ámbitos, pero aun así no dejan de crearse oportunidades. Los avances tecnológicos aportan en gran medida a nuestra vida diaria.

Debido a la pandemia, muchos sectores han tenido que reinventarse y abrirse camino en Internet. Hemos podido ver cómo profesionales de la educación y el deporte, entre otros, han abierto sus canales en Internet para poder llegar a más público sin tener que salir de casa.

El empoderamiento femenino de las últimas décadas ha hecho que la tasa de emprendimiento femenino en España haya aumentado, sobre todo, en los últimos años, aunque sólo el 20% de los startups están impulsadas por mujeres.

Según los estudios, las mujeres emprenden más por necesidad que por oportunidad. Esto, por lo general se debe a la falta de empleo o de opciones de trabajo acorde a las expectativas de la mujer.

Una de las causas principales de que la mujer emprenda por necesidad es la bien conocida conciliación familiar. El perfil de las emprendedoras españolas es el de una mujer de entre 25 y 35 años de edad, con un nivel de estudios universitarios y, en casi la mitad de los casos, son madres, por lo que tienen que compaginar su trabajo con la crianza. Mayoritariamente emprenden en el sector de los servicios, y entre estos cabe destacar el auge que están teniendo las Asistentes Virtuales (AV).

Trabajar como Asistente Virtual ha surgido gracias a Internet, y cada vez son más demandadas, ya que son profesionales cualificadas que prestan servicios administrativos a empresas. Pueden realizar una gran variedad de tareas, de hecho, los servicios que ofrecen son casi infinitos y dependen, en gran medida, de su formación, experiencia, habilidades y, cómo no, de lo que demande la empresa. Su función principal es la de una secretaria/administrativa, pero con la diferencia de que puede trabajar desde casa.

Ser AV no implica saber de todo ni saber utilizar todas las herramientas existentes, de hecho, la mayoría de ellas están especializadas en unas tareas en concreto. Algunas de estas tareas que pueden llevar a cabo son las siguientes:

  • Gestión de redes sociales
  • Gestión de correo electrónico
  • Entrada de datos
  • Gestión de agenda
  • Edición de artículos
  • Gestión de proyectos
  • Contabilidad
  • Traducción
  • Manejo de campañas de marketing
  • Apoyo técnico
  • Diseño gráfico
  • Gestión de un blog
  • Corrección de pruebas
  • Servicio de atención al cliente

La mujer, como emprendedora y AV, tiene unas características muy particulares que las hace líderes en su negocio. Estos rasgos son:

  • Analíticas
  • Organizadas
  • Multitarea
  • Creativas
  • Comprometidas
  • Negociadoras
  • Empáticas
  • Motivadoras
  • Resolutivas
  • Perseverantes

Posiblemente te preguntarás qué puedes hacer tú para apoyar el emprendimiento femenino y su empoderamiento. Cualquiera de estos puntos nos ayuda a todas:

  • Dar visibilidad a mujeres que serán referentes para otras.
  • Fomentar la participación de las estudiantes en carreras STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics; Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).
  • Fomentar la igualdad de género.
  • Ofrecer apoyo y formación a emprendedoras. Promover leyes que apoyen el emprendimiento de la mujer.
  • Contribuir en la presencia femenina en órganos de decisión.
  • En redes sociales, dar ‘me gusta’, comentar y compartir.

¡Entre todos podemos hacer que ese 20% crezca!

Neceser Toscana

Déjate seducir con nuestro neceser toscana, para usar y lucir en el día a día, un estampado que evoca la calidez y alegrí...

También te puede interesar

1 comentario

Susana Gómez 6 de agosto de 2021 - 08:39

Un placer poder colaborar con vosotros.

Reply

Deja un comentario